X

...cargando

Cargando, espere un momento por favor...

 
 
 
Agencia de colocación autorizada Nº 9900000169

Euroinnova Formación

 

Memoria, micro-historia, redes y raíces

November 10, 2012 por Sebastian   Comentarios (0)

    "Los Pepines" y Santiago de los Caballeros. Trashumancia -África, Brasil, RD, EUA- de descendientes Familia Santos-García (1800s-hoy).

    Dedicada carta abierta amorosa y abierta a: mi padre, Dimas de Js Santos Castillo, In Memoriam y a mi hijo Joe Luis Santos García.

    "(…) un valor biográfico no sólo puede organizar la narración sobre la vida de alguien sino que además ordena la vivencia de la vida misma y la narración de la propia vida de uno; este valor puede ser la forma de comprensión, visión y expresión de la propia vida (…)"

    Mijail M. Bakhtin (Bajtín)

    "Nuestras escuelas parecen cárceles, cuando lo que necesitamos es convertir las cárceles, en escuelas"

    Aaron Kipnis.Entrevista en Documental "Juvies".Chance Films, Inc

    "Hoy más que nunca, la cultura no es una cuestión que se hereda, sino que se conquista".

    André Malraux

    "(…) Brindemos por los locos, por los inadaptados, /por los rebeldes, por los alborotadores, /por los que no encajen, /por los que ven las cosas de una manera diferente. /No les gustan las reglas/ y no respetan el status-quo. /Los puedes citar, no estar de acuerdo con ellos, /glorificarlos o vilipendiarlos. /Pero lo que no puedes hacer es ignorarlos. /Porque cambian las cosas. /Empujan adelante la raza humana. /Mientras algunos los vean como locos, /nosotros vemos el genio. /Porque las personas que se creen tan locas/como para pensar que puedan cambiar el mundo,/ son las que lo hacen (...)".

    Jack Kerouac

    "Prohibido, prohibir"

    Caetano Veloso

    Mirando el tema de las raíces, desde la micro-historia, las redes y el rescate de la memoria familiar y territorial.

    El 7 de marzo, 2008 se cumplió, el primer ano de la partida de mi padre. Vinieron todas mis tías de todas partes, exceptuando tía Ana Roselia, con quien tengo una gran deuda, danzaria, melódico-musical, por sus clases de baile, lo mismo que ayudarnos a todos a amar el estudio, venciendo la timidez, temprano en los 70s.

    Este fin de semana -encontré feliz y accidentalmente- una de las respuestas que desde la infancia temprana, me condujeron a intentar una entrevista extensa con mi padre y mi abuelo, tanto paterno como materno, las cuales desafortunadamente, no alcance a poder cristalizar: quienes éramos, donde vivíamos, a que nos dedicaban (mos) entre 1800s y 1600s, en tanto núcleo familiar -fenotípicamente- de indudable raigambre africana, quienes en el siglo XX, constituyeron, por la línea materna, la familia Graciano y Rodríguez; mientras que en la línea paterna, los descendientes de la familia Santos García, como parte de procesos de diáspora, inserción en entornos multiculturales -desde la hibridación, criollización, creolización o mestizaje- en los pueblos, culturas y sociedades del Gran Caribe.

    En cierta medida, nuestros/as padres, madres, abuelos/as y tutores/as, se han llevado -en muchos casos a la tumba- la riqueza de la tradición oral -creencias, cosmovisión, los cuentos, leyendas, juegos y actividades del tiempo tanto libre como de labor- de sus respectivas infancias y anos juveniles, constituyendo la perdida de tales eslabones, una perdida neta, en la clarificación de la contribución de los mismos, al patrimonio o memoria, tangible e intangible, no solo de un territorio o unidad familiar, sino de las municipalidades, regiones y estados-nación, actuales, en su dialogo enriquecedor y tolerante, con los quehaceres del resto de la humanidad, desde la etno-historia y la micro-historia, en eventos memorables -de cooperación para el dialogo informado y responsable, lo mismo con el pasado, como- con el protagonismo de las generaciones emergentes, desde "La Ruta del Esclavo"(UNESCO)o el Manifiesto por la Diversidad Creativa (2001) o la Carta Iberoamericana de la Cultura.

    Me informe accidentalmente, sobre el origen de la familia Santos - García, al tiempo que nos embarcábamos, para ir a ver los manatíes, en una zona hoy turística, en ciernes, en el área de Estero Hondo, zona de desembarco y tumba de una parte importante de los expedicionarios, de la Incursión Antitrujillista de Constanza, Maimón y Estero Hondo (1959), donde no solo se escribió una pagina en el vía crucis de nuestro pueblo -sino en la cual se inscribieron como héroes y mártires de leyenda, varios amigos, vecinos y coetáneos del rebelde y glorioso sector "Los Pepines", Santiago de los Caballeros, lo mismo en causas por la libertad en su propio suelo, como en la Cuba de fines de los anos 50s.

    Los pepines, cuna de Johnny Pacheco -bujía inspiradora de la Fania All Stars, en la proyección mundial de las raíces afro-caribeñas, desde la música- sino por aportar la sangre generosa de su juventud en todas las causas por la libertad y la democracia, iniciando la movilización popular y la concienciación, para el declive y fin de la dictadura (1961), pese a que la transición a diferencia de España, aun no concluye, en la vida cotidiana. Todo lo anterior justifica que me sintiera apenado anoche, cuando Pacheco, no llego a recibir el soberano, sin desmeritar los aportes contemporáneos, de Juan Luis Guerra.

    Este viaje, memorable desde todo punto de vista, me permitió, comprender mucho mejor la rebelión, espíritu libertario, de critica iconoclasta, de Jannia Margarita, a como el patrón genético, en paralelo con las lecturas que libremente ha venido eligiendo en los últimos 10 anos, han formado en ella, la continuidad de un espíritu bravío, que heredamos no solo allende los mares, sino también en la vida y la actitud frente a la vida de mi madre -ver poema "Mama" (Yoe F. Santos, Mayo, 2006 o 2007??), publicado en internet, vía google.com- Rosa Digna (a) Nina, como de el carácter emprendedor y empoderado de mi abuela, Ana Roselia (a) Elena, en gran medida profundizado y ampliado, desde la cosmovisión de tías como Natividad y Patria, en su permanente confrontación con el poder familiar-patriarcal -en la microfísica de la vida domestica y cotidiana- y su activa participación en el Movimiento Disidente de la Infancia y la Juventud, de los anos 60s y 70s, en Santiago de los Caballeros, modesta contribución a la democracia y libertad actuales, como creación colectiva y anodina, que movilizo a millares de jóvenes consciencias solidarias, a la caída de la dictadura.

    Te juro que me sentí muy orgulloso y feliz, una vez puesto en contexto, este conjunto de factores, el pasado fin de semana...Recordándoles, tanto a ti como a Jannia Margarita, al tiempo de repensar en toda la magia, veraniega e infantil, de nuestras largas estancias en los anos 60s, en la casa marcada con el numero 64, de la calle Dr. Eldon, en los Pepines, Santiago de los Caballeros, algunas de cuyas anécdotas, protagonizadas por papa Luis Maria, pude corroborar, al visitar a nuestro primo hoy convaleciente, Ing. Tony Santos, en Mao, Valverte, en el mismo periplo.

    Resulto que mi bisabuelo- el papa, de papa Luis Maria Santos García (1912-1986)- era descendiente de unos esclavos que capturaron en África y vendieron en Brasil (1600-1800s).

    Este asunto es todo un tema para un proyecto de investigación, sobre los Santos-García, en Brasil, entre 1700- la primera mitad de1800s), ahora gracias a la Internet, el mundo se ha vuelto pequeño, un pañuelo, pero además los bloques de integración y cooperación, junto a las sinergias o convergencias comunicativas, las NTICs, abaratan y facilitan, tales tipos de soluciones, al menor costo. Cuando defina el marco del proyecto y los apoyos en Brasil, al respecto, volveré a escribirte, con más noticias frescas.




    De Brasil, mi bisabuelo, Francisco Antonio Santos Cerda(a) Totoño (a) "El Águila Negra" (1876-1951), viajo a Republica Dominicana, con su esposa, la ciudadana española, Catalina GARCIA, quien murió de parto, trayendo al mundo al ultimo de sus hijos.

    Totoño y Catalina García procrearon 4 hijos:

    Luis Maria

    Juan

    Pascual

    Feliz

    Totoño -y sus quehaceres como militar- ambientes, donde se conocía como "El Águila Negra", había llevado una vida feliz y prospera, en tal cuerpo, residiendo con su familia, en las inmediaciones del hotel Mercedes de Santiago de los Caballeros, hasta que en 1933 -a poco tiempo de llegar Trujillo al poder, mediante un golpe de estado- se resistió a cumplir una orden directa para exterminar una familia de opositores "sin que quedaran vivas, ni las gallinas" (Fuente Conversación: Luis Maria Santos García, Conversación con Ana Josefa Santos Castillo, 1983), tuvo que desertar del ejercito, viviendo nómada en cuevas, en la comunidad de Puñal, Santiago de los Caballeros, donde fue ocultado por sus familiares y amigos.

    Luis Maria, como el hijo mayor, entonces tuvo que abandonar su infancia, hasta ese momento feliz, con sus hermanos, para dedicarse al trabajo remunerado, de los oficios, pese a que para aquel entonces era solo un hombre, en el marco de las edades para los ritos de iniciación en las comunidades africanas, a fin de proveer sustento a sus hermanos huérfanos de madre, pero al mismo tiempo con un padre perseguido y desertor del ejercito, ante una dictadura naciente.

    Luis Maria se hizo primero hojalatero y posteriormente, asistió a un curso acelerado, sobre las artes de la costura y confección de trajes, con un reconocido maestro de Santiago, el Sr. Valerio, estableciéndose primero como emprendedor, en su propio hogar, desde su taller, hasta que el mismo gracias a la demanda, evoluciono para ubicarse en la calle General Cabrera, frente a Cuquito Radio -en las inmediaciones del Mercado- hasta el momento de su muerte.

    Conoció a mi abuela, Ana Roselia Castillo Lora (a) Elena (1914-1984), hija de Abelardo Castillo y Enriqueta de Lora, residentes para aquel entonces en la comunidad de Palo Amarillo, Santiago de los Caballeros. Mi abuela tenía tres hermanos: Ana Delia, Olivia, Armando.

    Como era grande la necesidad de apoyo por parte de mi abuelo, para poder criar a sus hermanitos en la orfandad, termino formando una pareja con mi abuela, de forma que entre los 12 y 14 anos de edad, se juntaron y de tal unión, nació mi padre -tu abuelo- como el primer hijo de dicha familia: Dimas de Jesús Santos Castillo (1931-2007).

    En 1962, nací yo, cuando ya avanzaba la transferencia del arte de la sastrería a los varones de la familia, en el mismo taller del General Cabrera.

    En 1987, naciste tu.

    Creo que las tías y tíos, se encuentran motivadas como yo, en la creación de un portal interactivo familiar, mucho más accesible que un libro de papel, en el cual, se reconstruya el árbol genealógico, pero al mismo tiempo sirva para la consolidación de:

    -Conocimiento de los aportes, innovaciones y proyección positiva, del nombre y prestigio familiar, a partir del trabajo -organizacional, científico, cultural, educativo, manual o intelectual- de los miembros de la familia.

    -Preservación y divulgación de la memoria familiar, de los tiempos coloniales, postcoloniales y contemporáneos.

    -Facilite la unificación familiar y el dialogo, multigeneracional, translocal, transdisciplinar entre todos los miembros de la familia, desde la Internet.

    -Creación de un banco de datos, textual, visual y audio-visual, sobre las actividades familiares, públicas y privadas de todos y cada uno de los miembros de la familia, aun vivos.

    -Creación y divulgación de comentarios, artículos, investigaciones y proyectos, donde se procure rescatar y proyectar la memoria histórica, de las generaciones actuales de los y las Santos-García y sus descendientes – aprovechando la versatilidad, multimedialidad y carácter acumulativo de la Internet-, como una practica simbolizadora y cotidiana, en el tender puentes para contextualizar la vida de nuestros antepasados, lo mismo en RD, Brasil, África y EUA, esencialmente, tomando en consideración que en los últimos 35 anos, la mayoría de los Santos, nuestras tías y tíos -e incluso gran parte de sus descendientes- se ha radicado en EUA.

    -Enfatizar en la cuestión de las lealtades e identidades hibridas, en los procesos diaspóricos, su potencial en la creación de una cultura de paz, diversidad, tolerancia y disenso, desde la supervivencia de nuestras múltiples raíces, universos simbólicos, creencias, valores, actitudes y estilos de vida y el impacto en tal proceso -de los patrones de matrimoniación, la retroalimentación, adaptación al cambio e incertidumbre permanentes y ejes de reflexión- desde la vida y la cultura cotidianas.

    -Apoyo intrafamiliar y cooperación en iniciativas -de tipo social, productivo, gerencial y comercial, que la familia Santos- como tal decida emprender, para la preservación de su patrimonio, tangible e intangible, difundiendo en las generaciones mas jóvenes los valores como la unidad familiar, la solidaridad y nuestras múltiples herencias culturales (afro-luso-caribeñas, como hispano-caribeñas, y dominico-americanas).

    Como comprenderás, lo que me interesa por ahora es visitar las comunidades de Palo Amarillo y Puñal, Santiago de los Caballeros, aprovechando el hecho de que los registros de las oficialías del Estado Civil, se están informatizando, lo que permitirá en pocos anos, acceder a información histórica, por vía remota.

    Me cuentan que la tía, Ana Roselia esta preparando un documento, o libro en soporte de papel, pero como desde 1996, me he desenchufado de las revistas, libros y publicaciones de papel, lo que interesa es crear un canal virtual, donde todos y todas, puedan ENVIAR e intercambiar sus registros...

    -Fotos

    -Video

    -Documentos escritos

    El siguiente paso, seria construir una base de datos abierta al publico, para fines de: leer, como a la investigación histórico-antropológica, lo cual seria el mejor de los homenajes, lo mismo a nuestro bisabuelos Totono y Catalina, como a Luis Maria y Ana Roselia, capaz de articularse con el conjunto de los pueblos y etnias, afro y los procesos diasporicos, coloniales y contemporáneos, desde su relectura en el contextos de la globalización de la esperanza.

    Este encuentro de unas pocas horas con mis tías algunas de las cuales tenia mas de 20 anos, si ver, me ha servido de mucho, por lo que no me resulto chocante o extraño que me confesara, tía Ana Josefa, que la entrevista, que deje sin hacer con mi padre, Dimas de Jesús, sobre el mismo tema...NO SE HA PERDIDO DEL TODO, COMO OPORTUNIDAD.

    Lo que si te resultara, productivo, para quienes defendemos la audio visualidad como recurso de inclusión social, para el desarrollo humano, insertando a los grandes temas de nuestro tiempo, personas y culturas ágrafas o analfabetas, semi analfabetizadas, como el amplio espectro del analfabetismo funcional, es el contexto, en el cual por fin, mi abuelo, decidió hablar con orgullo de sus orígenes: La proyección por televisión de la miniserie "Raíces". La historia de Kunta Kinte, difundida por la estación Teleantillas, mucho antes de que nacieras tu.

    Cuando tengas tiempo, renta la película y te encontrarás muy cómodo con dicho relato. Creo que es de Huxley.

    Desde 1976, sin saber nada de lo que me contó mi tía Ana Josefa, he sido en el Cibao, en la escuela, en la universidad, dentro y fuera del República Dominicana, uno de los promotores, defensores de las herencias africanas, en el movimiento nacional y global de la afro-dominicanidad, la afro-caribenidad y la afro-diasporicidad, recién ahora me entero, de que mi padre aunque becario, para sus estudios en Madrid, seguía y sigue siendo nieto de una ciudadana española, que camino por amor los desmesurados paisajes del Cono Sur, como la insularidad febril de estas tierras, exponiéndose y venciendo prejuicios, algunos persistentes hasta hoy, pero mas exacerbados, en la sociedades del siglo XIX y principios del XX: siempre habrá que pagar un precio, por lucir, creer, sentir o vivir de modo diferente.

    Curiosas cosas, azares del destino, más razones, para seguir creando muros contra el odio, las fronteras, los etnocentrismos, la intolerancia o la xenofobia, algo mas allá de las lenguas, los acentos, los colores, las apariencias, que en cierto modo, también inspiro, por amor a mi bisabuelo materno y a mi abuelo materno: el amor y el deseo, no resisten o no mueren ni en las prohibiciones, los tabúes o las fronteras.

    Era apenas un niño, cuando dedicamos aquella memorable portada, en la revista Proyección Estudiantil, del Instituto Evangélico, Santiago de los Caballeros (1976-1980), a las contribuciones al estudio desprejuiciado de los fundamentos de la dominicanidad, en sus múltiples raices, encauzado por el Grupo de Investigación y Experimentación Sonora "Convite", gracias a la apertura conceptual de programas como el "Show del Medio Dia" -uno de los pocos que permitían tales tipos de contenidos en sus emisiones, en 2008 cumple 40 anos- momento en que ya reconocíamos una deuda de gratitud, con June Rosenberg, Dagoberto Tejada Ortiz, Luis Dias, Miguel Manana, Ana Marina Guzmán, José Rodríguez, entre otros, inspirados en tal actividad.

    Dado que todos y todas somos hijos de la muerte, te dejo este comentario, para que no haya duda ni confusión, sobre los múltiples caminos para la investigación que HOY, se abren en el marco de la micro-historia o la reconstrucción -con las tecnologías y metodologías actuales- del puente de siglos que nos unen por un lado a la madre África y por otro a la madre España, en paralelo con la mixtura de los pueblos originarios, donde los mismos no fueron exterminados, en las primeras cuatro generaciones de colonización, -como Ecuador, Bolivia, Perú, Chile, México, Australia, Europa, Asia, África u Oceanía- millones de almas en la tierra, en miles de lenguas, anidadas en 400 pueblos, en sed y dialogo continuo y exploración de la sostenibilidad, en la fragilidad de los ecosistemas, de gaia o la pachamama.

     

    Por

    Yoe F. Santos

    Dirección Ejecutiva

    Centro Cultural de Intercambio Audio-Visual, Inc (CCIAV)

    cciav.org

    yoefsantos[arroba]gmail.com

    Santiago de los Caballeros

    11 de marzo, 2008



    También lo podeis encontrar en http://www.monografias.com/trabajos57/memoria-microhistoria/memoria-microhistoria.shtml

    Páginas: [1] - [2]

    (obligatorio)